Add page level

lunes, 11 de mayo de 2015

Cuenta tu historia


 Leer: 1 Timoteo 1:12-20 | A Michael Dinsmore, ex preso y relativamente nuevo creyente en Cristo, le pidieron que diera su testimonio en una cárcel. Después de hablar, algunos presos se le acercaron y dijeron: «¡Fue la reunión más emocionante que hemos tenido!». Michael se asombró de que Dios pudiera usar su sencilla historia.


En 1 Timoteo, después de que Pablo exhortó a Timoteo a continuar predicando el evangelio (1:1-11), compartió su testimonio personal para alentar al joven (vv. 12-16). Habló de la misericordia de Dios en su vida, ya que se había burlado del Señor, pero Él lo había cambiado. Incluso, no solo lo había considerado fiel y le había encomendado hacer una obra, sino que también lo había capacitado para realizarla (v. 12). El apóstol se consideraba el mayor pecador, pero Dios lo había salvado (v. 15).

¡El Señor puede hacerlo! Esto es lo que Pablo quería que entendiera Timoteo; y nosotros también tenemos que entenderlo. En el testimonio del apóstol, observamos la misericordia de Dios. Si Él pudo utilizar y salvar a alguien como Pablo, puede hacer lo mismo con nosotros. Nadie está fuera de su alcance.


La historia de la obra del Señor en nuestra vida puede animar a otros. ¡Haz que quienes te rodean sepan que el Dios de la Biblia sigue activo hoy!

Nadie está más allá del alcance
del amor de Dios.


(NUESTRO PAN  DIARIO)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.