Add page level

sábado, 11 de julio de 2015

Aunque No lo Puedas Ver



Hay una ventana en tu corazón a través de la cual puedes ver a Dios.

Hubo una vez en que esa ventana era transparente.


Tu visión de Dios era clara.

Podías ver a Dios tan vívidamente como podías ver un hermoso valle o una colina.

Entonces, de pronto, la ventana se quebró.

Una piedra rompió la ventana. Una piedra de dolor.

Y de repente ya no fue tan fácil ver a Dios. La vista que había sido tan clara había cambiado.

Estabas confundido. Dios no permitiría que algo como eso ocurriera, ¿verdad?

Cuando no lo puedas ver, confía en Él… Jesús está más cerca de lo que jamás soñaste.

En el ojo de la tormenta

Lucado, M., & Gibbs, T. A. (2001). Promesas inspiradoras de Dios (Page 59). Nashville, TN: Caribe-Betania Editores.

Aunque no lo veas, él esta tan cerca de ti que ni te imaginas cuán cerca está. Deja de mirar la ventana rota y comienza a ver quién está más cerca de esa ventana. Te sorprenderás!!.

El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en quien confiaré. Salmo 91.1–2.


Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra. Salmo 138.7

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Juan 14.27.


REFLEXIONES CRISTIANAS

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.