Add page level

lunes, 10 de agosto de 2015

El mejor camino, el de DIOS



Una de las más grandes luchas del creyente es la de negarse a sí mismo y someterse a DIOS y la manera en que Él hace las cosas. Pues de manera natural a la carne no le gusta someter sus planes a los de DIOS, y mucho menos esperar el tiempo perfecto del Todopoderoso. Pero cuando se entiende que a la manera de DIOS es lo mejor entonces el creyente producirá más fruto en todas las áreas.


El Padre es glorificado por medio del fruto que producen sus hijos, no obstante no todos permiten que Él “pode” sus ramas para producir más fruto (Juan 15:2). El Padre “poda” a sus hijos con situaciones que producen incomodidad, pero una vez que el creyente entiende el propósito de DIOS y vive con una buena actitud entonces es promovido.

El creyente a menudo comete el gran error de pensar que sabe más que DIOS cuando se trata de elegir algo para sí mismo. Siendo que no solamente DIOS es la sabiduría misma sino que conoce todos los factores presentes y futuros, entonces Él claramente está en mejor posición para decidir por los suyos o de aconsejarles lo mejor.

Los caminos de DIOS no solamente son más altos que los nuestros, sino que también son los más seguros. Pues DIOS es inamovible. Al estar en la perfecta voluntad de DIOS aseguramos que estamos viviendo el propósito por el cual nos creó. Pero cuando somos movidos por emociones corremos el riesgo de perder lo que el SEÑOR había preparado para nuestras vidas.


En las Escrituras se aprecian ejemplos de creyentes que perseveraron en los caminos de DIOS y realizaron grandes conquistas. Moisés e Israel se encontraron sin camino aparente cuando los egipcios les perseguían, no obstante en el momento preciso el Todopoderoso abrió las aguas para salvarles (Éxodo 14). Cuando todo parecía perdido y José llevaba años en prisión fue cuando DIOS le abrió camino y le llevó al palacio con faraón, y así vivió su propósito divino (Génesis 41). Nuestro mismo Señor Jesucristo escogió el camino de la Cruz, y después de padecer incomparable dolor y de que la tierra se oscureció, Él resucitó y dio vida eterna a todo el que crea en su nombre (Juan 3:16).

No pierdas fruto y vive la mejor versión de tu vida, anda por el camino que DIOS escogió para ti.

Por Richy Esparza


Escrito para: devocional Diario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.