Add page level

viernes, 4 de septiembre de 2015

BUEN NOMBRE


 Cierta vez asistí a una reunión de hombres de negocios, y el conductor de la reunión dijo algo referido al éxito de la misma:-“No sé como lo han hecho tan bien, ¡pero sí que lo han hecho!”-. Esta frase resaltaba el logro de algo, más que los medios para alcanzarlo.


Muchos de nosotros somos así y queremos llegar a lograr algo en la vida de cualquier manera, aunque sea utilizando herramientas deshonestas.  Hay personas que con tal de hacerse ricos son capaces de enredarse en negocios turbios y sucios.

En la vida cristiana, el fin nunca justifica los medios.  Los medios deben ser limpios y santos para que lo que logres cuente con el favor y la bendición del Señor.

La meta del cristiano no es el éxito, sino tener un buen nombre y ser reconocidos y recordados por nuestra trayectoria de honestidad y santidad.

Tenemos la tendencia de esforzarnos para llegar a la cima sin pensar que para llegar a élla existe un proceso de escalamiento que para el cristiano es caminar santamente y honradamente.  No importa en qué lugar o posición de la vida estemos.

Al Señor lo que más le importa es que seamos conocidos por nuestro buen nombre y que tengamos “fama” de ser honrados y santos.


¿Qué fama tienes ante los demás y principalmente ante el Señor?

CONFESION DE FE: LA PRESENCIA DEL ESPIRITU SANTO PRODUCE EN MI SANTIDAD Y UN BUEN NOMBRE.

ORACION: Señor, En este día y en adelante, deseo caminar en santidad y honestidad ante Tí y los que me rodean.  Ayúdame a esforzarme en trabajar más para ser conocido como alguien santo y honesto que en trabajar para ser exitoso.  ¡Gracias!  En Tu Santo Nombre, amén.


Por RITCHIE PUGLIESE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.