Exit Pop-up

Loading...

Add page level

domingo, 24 de abril de 2016

Incubos y súcubos: Los demonios del sexo

Todo sobre esas criaturas infernales que atacan a hombres y mujeres durante la noche para pervertirlos, robar su energía sexual y matarlos en la cama.😉
Introducción:
Aunque la tradición judeocristiana y la de otras culturas monoteístas ha considerado a los íncubos y a los súcubos como seres malignos, proyecciones monstruosas de la lujuria de los durmientes, metáforas tremendistas de las fantasías que causan las poluciones nocturnas o la parálisis del sueño, las teorías modernas los han descartado, calificándolos de supercherías o (en el caso de Jung) relacionándolos de forma directa con el arquetipo del “ánima”.

Por otro lado, existen teorías profanas que ven a los demonios lúbricos como seres que se pueden dominar y utilizar para alcanzar altas formas de placer sexual y estados alterados de conciencia. William Burroughs es uno de los pocos escritores modernos que trató y redefinió el tema en sus libros, artículos y entrevistas. En su novela El lugar de los caminos muertos (1984), un personaje de Burroughs habla de los espíritus-zorro japoneses, demonios capaces de adoptar cualquier forma (hombre, mujer o niño) para seducir a sus víctimas y, en una conversación con Victor Bockrisel propio escritor dijo lo siguiente:

 “Los íncubos y súcubos pueden ser dañinos y destructivos. Como con cualquier situación sexual, el peligro depende de cómo la manipules. Todo sexo es potencialmente peligroso, porque nuestros sentimientos sexuales nos hacen vulnerables. ¿Cuánta gente ha sido arruinada por un amante? El sexo conlleva un punto de invasión y los súcubos y los íncubos simplemente nos hacen intensamente conscientes de esto. (…) El sexo es físico. Si fuera posible para cualquier persona pulsar un botón que hiciera aparecer a un íncubo o a un súcubo, creo que la mayoría de la gente preferiría tener relaciones sexuales con uno de estos demonios a las aburridas cópulas con gente real”.
En la escuela tántrica Kaula existen complicados ritos para invocar a este tipo de demonios sexuales. También en el universo de la magia hay ritos para atraer íncubos y súcubos, por ejemplo a través de la gnosis liminal (un estado intermedio entre el sueño y la razón en el que se puede controlar la acción onírica y hacer viajes astrales), las prácticas chamánicas (en ciertas tribus africanas hay brujos capaces de invocar demonios lúbricos dentro de un espejo para luego exterminarlos) o la evocación erótica (acumular energía e imaginación sexual mediante pornografía, masturbación sin orgasmo y otras técnicas, para concentrarse en la creación mental de una forma-sombra con la que hacer el amor).
Además, hay expertos espiritistas que, como Burroughs, han hablado del uso y dominio de íncubos y súcubos, es decir, agarrar al diablo por los cuernos para usarlo en provecho propio, ya sea para la autoexploración, para el placer o para encomendarle acciones determinadas, bien en el plano psíquico (adivinación, resolución de misterios, etc.), bien en el físico (asignándole tareas determinadas).
Sin embargo, todas estas prácticas son poco recomendables para individuos no curtidos en mil batallas mágicas y espirituales. Invocar y jugar con un súcubo o un íncubo puede ser muy perjudicial para la salud y la cordura, no sólo porque los coitos con la entidad chupen mucha energía (porque el ente la absorbe y también porque trabajar en ciertos estados de conciencia resulta agotador) sino porque el gran placer sexual alcanzado lleve al invocador a generar una dependencia que lo “enganche” a las cópulas con el demonio, arrastrándolo así a la ruina física y mental.
En lo personal sugiero que JAMAS se lleven a cabo tales rituales, una entidad tan peligrosa como un demonio así sea de la más baja estirpe, puede provocar daños y condenar a las personas que estén a su alrededor a vivir un infierno.
Íncubo
Su nombre proviene del latín incubare -“yacer”- procede el nombre de este demonio, que significa “me acuesto sobre ti”.
Se trata de un demonio con forma masculina que ataca a las mujeres por la noche, en la cama, casi siempre mientras duermen. La apariencia del íncubo no es necesariamente atractiva, ya que no busca la seducción sino despertar en su víctima los instintos sexuales más bajos y primordiales. Dependiendo el país, el íncubo se representa unas veces como un enano barrigudo, otras como un señor alto, delgado y peludo, otras como un joven apuesto y bien vestido y otras incluso como un pájaro de fuego. En todos los casos, siempre está dotado de un miembro descomunal.
Los mas conocidos son: Zabulón, Leviatán, Belaam o Alpiel Efelios y, aunque hay varias teorías al respecto, se supone que, tanto ellos como los súcubos, descienden de los Nefelines, ángeles caídos en desgracia que engendraron una raza degenerada.
El íncubo se cuela en la mente femenina y siembra la lujuria, provocándole sueños húmedos, pensamientos de lubricidad desviada o exagerada, para pervertirla antes de atacar. Tras varias noches de precalentamiento, el íncubo se materializa y copula con la mujer en unos coitos tan salvajes y placenteros que la humana se derrite en mil orgasmos, a veces entrecortados por momentos de lucidez que deriva en auténtico horror. A la mañana siguiente, la interfecta no recuerda casi nada, sólo que ha tenido un sueño húmedo, brutal y extraño y que, a juzgar por la cantidad de semen y sangre que hay en sus orificios, no ha sido una experiencia del todo irreal. Además, la víctima siente debilidad y abatimiento, ya que el íncubo ha empezado a extraer su energía erótica a través del coito.
Los íncubos atacan a todo tipo de hembras, sin importarles su edad, apariencia física o estado civil: lo mismo les da que sea guapa o fea, alta o baja, viuda, soltera o casada, embarazada o infértil, enferma o sana, ninfómana o anorgásmica: el caso es que sea mujer y que tenga una mínima energía sexual para alimentarse de ella, robándosela noche tras noche, de manera que el demonio se va haciendo cada vez más fuerte mientras su víctima (que, enganchada al placer, es capaz de dejar a su marido y todo para consagrarse al demonio) se debilita progresivamente, llegando en ocasiones a sufrir ataques al corazón o una muerte violenta ocasionada por el intenso placer sexual que su cuerpo, ya consumido, no soporta.
En caso de que la víctima se quede embarazada, puede dar a luz a bebés muertos o a retrasados mentales, pero también a abortos con apariencia medio humana-medio animal, criaturas deformes, perversas y con especial inclinación por el mal.
Se dice que el mismísimo Anticristo podría ser engendrado por un demonio lúbrico, si bien hay teorías que sostienen que de estos coitos aberrantes pueden salir seres con increíbles poderes mágicos: no en vano, hay expertos que juran que el mago Merlín era hijo de un íncubo y una prostituta.
Dime donde vives y te diré como se llama.
Como el “Trauco”, es conocido también en la provincia chilena de Chiloé representado como un enano que seduce a las jóvenes en pubertad, algunas veces el trauco es usado para explicar embarazos no deseados o súbitos, especialmente en las mujeres no casadas.
En Hungría es llamado “liderc” y puede ser un amante satánico que vuela por las noches, y parece como una luz arrolladora o como un pájaro de fuego.
En Paraguay es conocido como “Kurupí”, un ser mitológico con un miembro viril gigantesco, que secuestra mujeres para violarlas.
En Guatemala es conocido como “El Viejo del Sombrerón”, un ser de regular estatura, galante, que viste de negro, utiliza minúsculas botas y un enorme sombrero (de ahí su nombre), seduce a las mujeres jóvenes, enamorándolas con bellas canciones.
En Brasil es conocido como “Boto”, un ser joven y bello, traje blanco, zapatos blancos y su característico sombrero blanco que busca tapar una parte de la cara y el agujero en el alto de su cabeza.
En El Salvador, es conocido como “Cipitio”, enano y panzón que enamora a las mujeres.
En la mitología guaraní, “el Pombero” -hombre bajo, flaco, de abundante vellosidad- secuestra y viola a mujeres a las que deja generalmente embarazadas.
Súcubo
Es una criatura demoníaca que tiene la forma de una bella mujer, esta leyenda al igual que la de Íncubo tiene origen en la Edad Media. El Súcubo toma esta forma para seducir hombres mientras duermen, sobre todo jóvenes y religiosos, se introduce en los sueños en forma de una mujer muy atractiva y persuasiva. Este personaje tiene matices de una mujer vampiro.
Su apariencia es variable, con la única constante: siempre es una mujer muy hermosa y sensual. Aunque se las describe siempre bellas, tienen una belleza demoníaca, algunas veces se les describe con alas, o algunos rasgos demoniacos como cuernos, cola, ojos de serpiente y hasta con una serpiente enrollada en el cuerpo. Otra característica es, que siempre aparece desnuda, la víctima no la puede olvidar inclusive hasta despierto.
Teorías sobre sus motivos:
Lo súcubos no buscan engendrar, el motivo de sus acciones es la de quitar energía y vitalidad a sus víctimas, ya  que así se alimentan. Las víctimas después de un encuentro con un súcubo presentan deficiencias físicas y espirituales inclusive llegando hasta la muerte.
También existe la versión que el súcubo colecciona el semen de sus víctimas para así luego engendrar otras mujeres, de las cuales tendrán hijos que ellas manejarán para acciones demoníacas.
Según el Malleus maleficarum o Martillo de las Brujas (la guía para la caza de brujas más importante del Renacimiento) los súcubos no derraman el semen de sus víctimas, sino que lo recolectan y después lo usan para embarazar mujeres y crear monstruos.
En otros textos de la época se especifica que los súcubos, al recibir el semen en su interior, desarrollan un pene y se transforman en íncubos para más tarde reinyectar ese mismo semen en víctimas femeninas.
Y la última es la que los demonios al no poder reproducirse se dice que en forma de súcubo obtenía el semen de su víctima y después adquiriendo la forma de hombre, íncubo, embarazaba a una mujer con el semen de su víctima anterior, el niño producto de este proceso sería más susceptible a ser poseído por demonios, los signos que solían determinar esto eran malformaciones en el niño o con retraso mental.
Por lo que en la antigüedad las personas con retraso mental, síndrome de Down o malformaciones eran escondidas, para que nadie sepa que sus padres habían copulado con demonios.
que utilizan el semen de sus víctimas para engendrar Íncubos (su contra parte masculina).
Existe un súcubo muy célebre que vive en el oriente llamada “um al duwayce”, ella aparece como una mujer bella y perfumada que vaga por el desierto, ella seduce a los hombres pero tiene la vagina dentada, así arranca el pene a sus víctimas y las deja morir en el desierto. Y la otra célebre Súcubo es Lilit, personaje de del folclore judío, y habría sido la primera esposa de Adán.
Existen muchos demonios que atacan sexualmente a los hombres y mujeres, tal vez los más fascinantes sean los íncubos y los súcubos. Lo que es un misterio es que sin importar la religión o lugar del mundo donde se pregunte, existen en diferentes versiones pero siempre manteniendo sus características y sin duda pueden envenenar tu mente, extraerte la energía sexual y espiritual, endemoniarte, volverte loco de terror y placer y, si no pones remedio, incluso acabar con tu vida para mandarte directamente al infierno, sin contemplaciones ni ordalías.
Lamentablemente los hombres se excitan por la vista y caen más fácilmente a los pies de una chica sexy.
Esta comprobado científicamente que aunque el hombre se resista conscientemente, inconcientemente su cuerpo experimenta una variada gama de alteraciones (agitación respiratoria, aumento de frecuencia cardíaca, dilatación de las pupilas de los ojos, etc.) y excitación de los sentidos sexuales (erección del pene, híper-sensibilidad en la piel, mayor segregación de saliva, etc.) que le es imposible de controlar.
Los súcubos atacan a todo tipo de hombres, aunque tienen preferencia por los más espirituales, sobre todo artistas y religiosos. No hay más que echar un vistazo a la clásica novela gótica El monje, escrita por Matthew Gregory Lewis en 1796, en la que un sacerdote acaba en el infierno por culpa de un demonio camuflado bajo la forma de una bella mujer.
La súcubo Lilit y… ¿vampiros?
En la tradición judeo cristiana, sobre todo en ediciones antiguas de la Biblia y manuscritos judíos, en el antiguo testamento dela Biblia, sobre todo en el génesis y el libro de Job, existe un personaje que en estos días ha sido escondida por el vaticano, Lilit es considerada la primera mujer de Adán, que al no aceptar ser dominada por el hombre fue expulsada del paraíso y sentenciada a dar a luz por toda la eternidad y que todos sus hijos nacieran muertos.
Según algunos intérpretes es Lilit la serpiente que tienta a Eva para que coma el fruto prohibido y se dé cuenta de su miseria dominada por el hombre.
Estando condenada a ver nacer a sus hijos muertos hizo un pacto con Lucifer y obtuvo el poder de absorber la vida a los humanos varones y dársela a sus hijos, según ciertas interpretaciones los hijos de Lilit son los vampiros, súcubos e íncubos; pero al no poder mantener durante mucho tiempo esta vitalidad se verían obligados a hacerse de energía consumiendo sangre humana.
Los súcubos en la magia negra
La magia negra de Europa se basa en rituales mágicos para invocación de demonios, por lo que la invocación de súcubos se realizaba para llegar a distintos objetivos, entre ellos, obtener energía extra o provocar un embarazo en una persona, los súcubos al ser demonios inferiores, y por lo tanto más fáciles de invocar y controlar eran muy solicitados, y los rituales para pedir sus favores eran varios.
Otro de los objetivos de invocar súcubos es transformar a un hombre en algo totalmente inútil, pues al ser visitado todas las noches por el demonio, se envicia y deja toda su vida por ello, pues además tampoco tiene energía para nada más, llegando en algunos casos a la muerte.
Muchas brujas fueron quemadas en la inquisición por ser acusadas de estar poseídas por súcubos, pero no solo eso, pues muchas prostitutas cayeron en la hoguera por el mismo “crimen”.
¿Hay solución?
¡Quiétenmelo que me esta dejando piel y hueso! 😉
Quien no ha escuchado alguna vez esa frase: aflójale a “eso” que vas a desaparecer; muy repetida por nuestros antepasados y ancianos. Lamentablemente esta basada en la existencia de esos demonios, aunque mal aplicada a la vida cotidiana.
Según diferentes tipos de religiones y estudiosos de la demonología, afirman que con un exorcismo se puede liberar de este demonio sexual.
Sin embargo debe de ser acompañado de algunas cosas más para que sea efectivo:
Resulta extremadamente difícil quitarse de encima (o de debajo) a un demonio lúbrico, en primer lugar porque es necesaria una gran fuerza de voluntad: a nadie le amarga un dulce y los orgasmos que se alcanzan en las cópulas con estos seres son sobrenaturales, así que el primer paso es tener determinación y decidir librarse del demonio a toda costa, haciendo oídos sordos a sus cantos de sirena y rechazando sus ofertas sexuales.
Luego hay que tender una trampa ritual para espíritus y encerrarlo en una botella, un cristal o un triángulo, lo cual requiere unos conocimientos de magia bastante avanzados.
También es posible deshacerse de estos demonios usando la gnosis liminal para reabsorber en el propio cuerpo las cualidades y el nombre de la entidad, eliminando toda asociación erótica, aunque sea a base de duchas frías o hielo en los genitales. Aunque suene rara, no es una técnica tan diferente a la que se suele usar para exorcizar amantes de carne y hueso.
 Curiosidades:
Entre nuestra cultura de entretenimiento se encuentran alojados un montón de personajes demoniacos.  Algunos se encuentran a simple vista y otros no tanto.
Súcubos famosos:
 Mystique
Este personaje de los x-men, no es ni mas ni menos que un súcubo, escondido detrás de la piel de un mutante, es capaz de cambiar su forma a gusto para obtener lo que quiere, además de utilizar esa habilidad, para seducir a algunos de los personajes de la saga, entre ellos el famoso wolverine.
¿Será  casualidad o definitivamente se esconde un súcubo en este personaje?
Morrigan
Morrigan, también conocida como Morrigu, es la diosa celta de la muerte y la destrucción. Se la representa típicamente con armadura y armas. Morrigan está presente en todas las guerras, tomando la forma de cuervo o corneja. Su papel en la guerra es infundir en los soldados la fuerza (y la ira) para combatir. Su nombre significa “Gran Reina” o “Reina Espectral”. Morrigan también se puede traducir o encontrar escrito como Carrie o Carrigan.
Morrigan es la diosa de la guerra, y por lo tanto de la muerte. Pero también representa la renovación; la muerte que da a luz a una nueva vida, el amor y el deseo sexual. La vida y la muerte están muy unidas en el universo celta.
Según CAPCOM y el juego Darkstalkers:
Morrigan Aensland (Succubus, originaria de Escocia)Morrigan, nacida en 1678 en Escocia, fue elegida por Belial, de la familia Aensland, para gobernar el Makai cuando este muriera. Ella es una poderosa sucubo, de clase S, por esta razón Belial separa sus poderes en tres partes, una residiría en Belial, otra parte en Morrigan, y la última en una zona sellada. Morrigan nunca supo de esto, ni siquiera que sus poderes de la zona sellada fueran a materializarse y cobrar vida como Lilith.Ella se aburría muchas veces en su castillo, en el Castillo Aensland, por esa razón frecuentaba el mundo humano para buscar otra clase de entretenimientos, hasta que un día, siente una extraña energía invadir el mundo humano (esta energía era Pyron), por lo que decide visitar el mundo de los humanos una vez más.Después de la muerte de su padre adoptivo, ella debe gobernar el Makai, pero siempre evita sus responsabilidades y sigue su vida como antes en eso conoce a Felicia en un callejón lloviendo con cuatro personas malas en eso aparece para defenderla. Cuando derrota a los cuatro, Morrigan lo lleva a su castillo para que descanse.Por último, cuando conoce a Lilith, ambas se unen.

Pasos para la liberacion de los demonios incubos y súcubos


Este ministerio no es para cualquiera pues ya nos muestra la biblia que los que no son de Cristo o saben llevar a cabo una liberación pueden sufrir graves heridas y daños por 'el endemoniado'. Para que esto no sea así la persona que la lleva a cabo debe tener la autoridad dada por Dios viviendo una vida en plena santidad (oración, ayuno, lectura de las sagradas escrituras, alabanza y adoración).
Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos. (Hch 19:16)

Por tanto y habiendo dejado en claro tomo que quien leerá el siguiente articulo esta capacitado por el Espíritu Santo para hacerlo. Como vimos en artículos anteriores hay varias formas de que un demonio tomeposesión de una persona como por ejemplo por medio de sueños aterradores, brujerías u hechizos o participación en fiestas paganas a veces hasta difundidos en aparentes inofensivos programas de televisión.

Pero vamos al grano y veamos cuales son los pasos a seguir para la liberación de un endemoniado. En lo posible siempre deben ser dos siervos los que estén presentes en la liberación así uno apoya al otro en oración como por ejemplo: "Jesús dale autoridad a..., otorgale discernimiento de espíritus, sostenlo, fortalecelo, abre sus ojos espirituales, respaldalo."

No obstante en primer lugar debemos cerciorarnos si esto es así o se trata solo de algún tipo de influencia demoníaca es decir la persona esta sufriendo una gran opresión. (Oir voces, ver duendes, enanos, silbidos, fantasmas, perdida repentina de cosas, entre otras cosas.)

Un vez que como ministros nos hemos cerciorado de que la persona realmente esta manifestada debemos olvidarnos de querer parecernos a 'El Exorcista o Constantine' pues lo que debemos tener en cuenta es la seguridad y de la integridad de la victima del espíritu malo por lo que procederemos a tomar autoridad en el nombre de Jesús y sujetar al espíritu inmundo: "Sujetate en el nombre de Jesús", "Te prohíbo terminantemente hacerle cualquier tipo de daño, en el nombre de Jesús".

En caso de que no se sujete el espíritu inmundo -esto pasa por que el hombre interior le ha cedido todo el dominio- ordenarle al espíritu humano de la persona que tome el control de su cuerpo. Este paso también tiene que ser dado en el caso de que si se haya sujetado el demonio. Recordemos que queremos ministrar liberación a la persona. "Espíritu humano toma el control, el completo dominio de tu cuerpo y de tu mente. Vuelve ahora. Abre tusa ojos, en el nombre de Jesús".

El siguiente paso y el mas importante es guiar a la persona a ser libre pero esto tiene que ser hecho con su consentimiento preguntándole si quiere ser libre:" Jesús te ama, y nosotros queremos ayudarte, ¿Quieres que te ayudemos? ¿Quieres ser libre?.
Estas acá hoy porque Dios te ama y te trajo para ser libre. La condición en la que viniste se debe al pecado pero a "Jesús te ama y no importa que hayas hechos. El siempre esta dispuesto a perdonarte y echar en el fondo del mar todos nuestros pecados" (Miqueas 7:9)

En este punto hemos llegado al punto mas importante si la persona acepta ser liberada entonces el ministro deberá presentarle el plan de salvación y hacerle recibir a Cristo.

Lo mejor es pedirle a la persona que cierre los ojos y repita con usted los siguiente pero el ministro no debe cerrarlo y estar atento por las dudas que se manifieste y haya que volver a comenzar: "Señor Jesús te entrego mi vida, te doy mi espíritu, mi alma y mi cuerpo, renuncio al mundo,a la carne y a los demonios. Te reconozco como mi único Dios, Señor y Rey de mi vida. Y por tu Espíritu Santo:
  • recuerdame todos mis pecados,
  • dame valor para confesarlos y
  • perdonar a los que me han ofendido. En el nombre de Jesús"
Una vez realizada la oración de fe el ministro deberá indagar en las áreas del recién convertido (cuerpo, alma y espíritu) en que han quedado ataduras como consecuencia del pecado y hacer que la persona renuncie específicamente en el nombre de Jesús a cada atadura en voz audible rompiendo toda atadura. (Estos dos pasos siempre deben ir juntos respectivamente, renuncia y ruptura)

A continuación que la persona proclamo la renuncia y la ruptura con ese pecado el ministro deberá tomar autoridad y echar fuera al demonio: "Ahora en el nombre de Jesús espíritu impuro te vas fuera de la vida de ....". El ministro deberá continuar con este paso de renuncia, ruptura y reprensión por cada pecado que la persona confiese al ser traídos a su memoria por el Espíritu Santo.

Una vez que  se de por terminado estos pasos por el convencimiento de victoria que el Espíritu Santo mostrara (sensación de paz, esta solo la puede dar Dios) la persona deberá hacer una oración de agradecimiento a Dios por su liberación declarando que solo a Dios es la Gloria, la honra y el poder.

Por último y con respecto a estos pasos el ministro deberá orar por la llenura del Espíritu Santo pues debemos recordar que la casa espiritual quedo limpia y vacía y debe ser llena para que no sea nuevamente atacada. (Mt.12:43-45)

No obstante si usted se encuentra solo y no tiene a un ministro a quien acudir rápidamente por favor haga la oración de fe y acérquese a una iglesia cristiana inmediatamente para que el pastor ore por su llenura del Espíritu Santo. En ocasiones le harán confirmar nuevamente su fe en Jesús. Asimismo envienos un mensaje para que nuestro grupo de intercesores este orando por usted.

loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Loading...