Exit Pop-up

Loading...

Add page level

miércoles, 20 de abril de 2016

“Paz que sobrepasa todo entendimiento”



Hace algunos días asistí a una conferencia de mujeres, una sierva de Dios nos testificaba que hace algunos años su hija vivía un matrimonio en el cual sufría maltrato físico severo, en una  última ocasión ella y su esposo la rescataron en un albergue, en días pasados había tenido que ser hospitalizada  por una paliza, al darle de alta quiso esconderse del abusador.


Ella se estaba recuperando en casa de sus padres de lo más bien, de pronto un día desapareció…sin dejar ni una nota…nada. Esta sierva y su esposo vivieron meses de angustia, cuando escuchaban en las noticias algún cuerpo de una mujer que había sido hallado…temblaban…nadie sabía nada de ella, sus padres  ya ni siquiera pensaban que regresara con ellos…sólo querían saber que estaba bien.

 Oraban que su hija estuviera sana y salva y que Dios le tocara su corazón para que les hiciera una llamada. Pasaron 9 meses, Dios hablo al corazón de esta sierva para que empezar a orar por la salvación de su yerno…no era algo fácil,  no lo quería ni ver, estoy segura que así mismo reaccionamos nosotros cuando alguien nos lastima… Coraje, indignación, no queremos ni mencionar el nombre y ojalá que no pase junto a nosotros… ¿no es así?, ¿se ha resuelto tu situación o te has sentido con paz que sobrepasa todo entendimiento?

(Filipenses 4:7).La respuesta es NO y en lugar de empezamos a tomar cargas.

Te cuento que esta sierva obedeció a lo que Dios le mando en su corazón, empezó a orar por la salvación de su yerno y que Dios la despojará de todo sentimiento que no fuera amor y misericordia, ¡pasaron unos días y su hija se puso en contacto con ellos! a los pocos días regreso con sus padres y dejó definitivamente a su abusador.

  Este testimonio es una gran enseñanza de perdón y misericordia, ahora yo  te reto a  hacer algo adicional, empieza a  orar e interceder para que no sean tomadas en cuenta los daños causados a tu persona… que la voluntad perfecta de Dios sea hecha en su vida y por su salvación ,estoy segura que después de esto si experimentarás :

Esa paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús. Filipenses 4:7

Sé libre de la falta de perdón y recupera tu paz en Cristo que esto querido hermano, al menos yo no lo cambio por nada ni nadie.


Deseo que sea de gran bendición para tu vida.

Por Betty Valdés.


REFLEXIONES CRISTIANAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Loading...