Add page level

martes, 10 de enero de 2017

Actos fortuitos de bondad


Leer: Rut 2:8-13 | La Biblia en un año: Mateo 8:1-17 | Algunos afirman que la escritora Anne Herbert garabateó en un mantel de un restaurante la frase «practica actos de bondad fortuitos y de belleza sin sentido». Este sentimiento se ha popularizado mediante películas y literatura, y algunos lo han hecho parte de su vocabulario.


La pregunta es: «¿Por qué debemos ser bondadosos con los demás?». Para los seguidores de Jesús, la respuesta es clara: para mostrar la misericordia y la bondad de Dios.

En el Antiguo Testamento, la historia de Rut, una inmigrante moabita, ilustra este principio. Esta mujer vivía en una tierra cuya cultura e idioma no entendía. Además, era sumamente pobre y dependiente por completo de la caridad de un pueblo que casi la ignoraba.

Sin embargo, hubo un israelita que actuó bondadosamente y le habló al corazón (Rut 2:13). Permitió que ella cosechara en sus campos, pero, además de ser simplemente caritativo, le mostró con su compasión la misericordia y la bondad amorosa de Dios, Aquel bajo cuyas alas ella podía refugiarse. Finalmente, Rut se convirtió en la esposa de aquel hombre, Booz, en parte de la familia de Dios y en antepasada de Jesús, quien trajo la salvación al mundo (ver Mateo 1:1-16).

Nunca sabemos qué puede lograr una obra de bondad hecha en el nombre de Jesús.


Señor, ¿qué quiere que haga hoy por otra persona?

Nunca es demasiado tarde para ser bondadoso.


NUESTRO PAN DIARIO

2 comentarios:

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.