Mobile

Add page level

martes, 4 de julio de 2017

La verdad que nos hace libres


Juan 8.31, 32 | Dios desea lo mejor para cada uno de sus hijos, pero, a veces, nos quedamos atrapados en hábitos, pensamientos y sentimientos negativos que interfieren con sus planes para nosotros. Pero el pasaje de hoy nos muestra la salida: si permanecemos en la Palabra de Dios, conoceremos la verdad que nos libera de todo lo que nos mantenga en la esclavitud.



Permanecer en la Palabra significa leerla constantemente y aplicarla a nuestra vida. Entonces sabremos lo que Dios dice, y podremos darnos cuenta de las trampas que amenazan con atraparnos. Además, comprenderemos mejor los beneficios que acompañan nuestra salvación, que nos permiten permanecer firmes para no ser engañados. Estos beneficios son:

Posición. Por la fe en Jesucristo, hemos establecido una relación personal con Dios. Ahora, como sus hijos, tenemos acceso directo a su trono, juntamente con la seguridad de que Él escuchará nuestras oraciones.

Provisión. Dios nos ha dado su Palabra para guiarnos y alentarnos.

Promesas. Por confiar en las magníficas promesas que Él nos ha dado, “[llegamos] a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo escapado de la corrupción que hay en el mundo” (2 P 1.4).

Protección. Al andar en obediencia a Cristo, Él nos fortalece y protege para que no caigamos en las trampas de Satanás (2 Ts 3.3).


El primer paso para vivir en libertad es reconocer cualquier pecado, actitud o sentimiento negativo que esté dominando nuestra vida. Después, aferrarnos a la verdad de las Sagradas Escrituras, y clamar por fe las promesas y la ayuda de Dios.


EN CONTACTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Loading...