Exit Pop-up

Loading...

Add page level

martes, 22 de agosto de 2017

El Eclipse Solar: Lo que la Biblia nos dice sobre este fenómeno


Un eclipse solar paso por Estados Unidos ayer  lunes 21 de agosto. Es un algo insólito porque uno de estos no ha sido visible en los Estados Unidos continentales en 37 años y uno no ha pasado por el país en casi 100 años.



Un eclipse solar ocurre cuando la luna pasa entre el Sol y la Tierra, bloqueando una porción significativa de los rayos del Sol.

Entonces, ¿qué dice la Biblia acerca de esta extraña ocurrencia natural?

Hay pasajes esparcidos por las Escrituras que hablan de que el sol se oscurecerá o que la oscuridad descenderá sobre la tierra.

Suena como un eclipse, ¿verdad?

Durante las plagas de Egipto, Dios cubrió la tierra en una oscuridad. Éxodo 10: 21-23 dice: "Jehová dijo a Moisés: Extiende tu mano hacia el cielo, para que haya tinieblas sobre la tierra de Egipto, tanto que cualquiera las palpe. Y extendió Moisés su mano hacia el cielo, y hubo densas tinieblas sobre toda la tierra de Egipto, por tres días. Ninguno vio a su prójimo, ni nadie se levantó de su lugar en tres días; mas todos los hijos de Israel tenían luz en sus habitaciones”.


Y durante la crucifixión de Jesús registrado en el Nuevo Testamento, sucedió algo similar.

“El Cristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos. También los que estaban crucificados con él le injuriaban. Cuando vino la hora sexta, hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena”, Marcos 15: 32-33.

También hay profecías bíblicas sobre la oscuridad del sol.

“Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre”, Apocalipsis 6:12.

Y diferentes pasajes en diferentes libros predicen lo que parece ser la misma cosa.

Mateo 24: 29 también predice una especie de eclipse, o algo parecido a uno. Y dice: “E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas”.


Y tanto Joel 2:31 como Hechos 2:20 dicen que el sol tiene que oscurecerse, y la luna debe convertirse en "sangre", antes del "día del Señor".

Así que mientras esto pueda ser una extraña ocurrencia, no es ningún secreto para Dios o los autores de la Biblia. De hecho, muchos creen que Dios usa señales y maravillas en los cielos para comunicarse con Su pueblo.



Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Loading...