Exit Pop-up

Loading...

Add page level

martes, 26 de septiembre de 2017

¿Qué Sucede cuando Dios quiere que Renuncies a tu Sueño?


¿Cómo sabes cuándo la esperanza ha muerto en tu vida? Comienzas a usar la palabra “nunca”. Nunca me voy a casar, Nunca me voy a graduar. Nunca me voy a aliviar. Nunca voy a salir de deudas. Nunca voy a ser capaz de dejar mi pasado atrás y olvidar toda esa vergüenza y pesar. Nunca voy a poder cambiar. Nunca voy a salir de esta situación. Ahí es cuando la esperanza ha muerto.



¿Qué puedes hacer cuando tu esperanza ha muerto? Romanos 4:18 dice, “Aun cuando no había motivos para tener esperanza, Abraham siguió teniendo esperanza porque había creído en que llegaría a ser el padre de muchas naciones” (NTV).

Cuando estás en un callejón sin salida, necesitas la Biblia. Léela, estúdiala, memorízala. Medita en ella. Escribe notas y revísalas. La Biblia está llena de promesas. Tú confías en la Palabra y en sus promesas y ella te revivirá emocionalmente. Nada te va a animar como la Biblia. Cuando confías en la Palabra de Dios, no entras en pánico porque te recuerda que aun cuando algo está fuera de tu control, no está fuera del control de Dios.

Un callejón sin salida es una prueba de tu fe. La Biblia lo dice en Hebreos 11:17ª “Dios puso a prueba la fe de Abraham pidiéndole que sacrificara a Isaac, su único hijo. Por la fe, Abraham obedeció. Él ya tenía las promesas de Dios” (PDT). Dios dijo que él quería que Abraham sacrificará a su hijo, y Abraham ni se inmutó. Él no se espantó porque recordó lo que Dios pudo hacer, y confió en lo que Dios le había prometido.


¿Qué sucede cuando Dios toma tu sueño más precioso y quiere que renuncies? ¿Puedes hacer eso en fe? Estás en un callejón sin salida, y Dios te dará la salida si das la respuesta correcta.

Puedes estar en un callejón sin salida en estos momentos, y pareciera que no hay forma de salir. Pero las cosas nunca son tan poco prometedoras como parecen. Tú las estás mirando desde el punto de vista humano en lugar del punto de vista de Dios.

Romanos 4:20 dice, “Mantuvo firme su fe en la promesa de Dios sin dudar jamás. Cada día su fe se hacía más fuerte, y así él daba honra a Dios” (PDT).

Una promesa es tan buena como el carácter de la persona que hizo la promesa. La Biblia dice que Dios no miente porque él es verdadero. Si él te hace una promesa, él la cumplirá. Sucederá exactamente como él ha dicho. Cuando estás en un callejón sin salida, confía en la verdad de Dios.


Reflexiona sobre esto:
  • Aun si no estuvieras en un callejón sin Salida justo ahora, ¿Cómo puedes usar la Palabra de Dios para prepararte para esta etapa de la fe?
  • ¿Cuáles promesas de Dios te animan cuando estás en un callejón sin salida?
  • ¿Cómo crees que Dios responderá a alguien que recurre a su Palabra cuando enfrenta un callejón sin salida?




Loading...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Loading...